Historia de las balanzas y las básculas / Venta de básculas y balanzas antiguas



BALANZAS Y BASCULAS ANTIGUAS

El concepto de balanza está estrechamente relacionado con el de la bascula. Ambos instrumentos sirven para medir pesos, y su principio de funcionamiento, y aun su origen es el mismo: una barra libremente suspendida por un punto, la cual llega a alcanzar una posición de equilibrio al compensar un peso de valor desconocido con el de otro que ya se conoce, colocados cada uno en los extremos de la barra. La diferencia fundamental entre la balanza y la báscula estriba en que los brazos de la barra a partir de un punto en que ésta pivota, son casi siempre de la misma longitud, en la balanza, mientras que en la báscula son, en todos los casos, de longitudes distintas entre sí. En ésta el brazo que soporta el peso desconocido es mas corto que el que sostiene el contrapeso de valor desconocido. Modernamente se suele reservar el nombre de báscula a instrumentos provistos de mecanismos de gra complejidad, de un sólo plato o plataforma y destinados a grandes pesos.

El primer antecedente da la báscula o balanza de brazos desiguales es la romana. Consiste en una de hierro que tiene un agujero por el cual pasa un perno o una anilla. Sobre este perno o anilla, colgados de una pieza que sirve para suspender el conjunto, pivota la barra. El agujero separa dos brazos o longitudes de barra diferentes; de la mas corta se cuelga el objeto que se quiere pesar. En el brazo mas largo, que tiene unas muescas correspondientes a una escala graduada de valores de peso, se cuelga que se está pesando. Colocando este contrapeso en una u otra muesca, la barra llega a una posición horizontal de equilibrio. El valor grabado junto a la muesca indica el peso que se deseaba conocer.